lunes, 13 de octubre de 2014

Earth to Echo: una película hermosa.



Una película de ciencia ficción desarrollada por Disney, pero que luego fue vendida a la compañía Relativity Media. Nos cuenta una historia que nos es ya conocida: un grupo de adolescentes que viven en los suburbios de Nevada, les gustan andar en bicicleta (¿les va sonando?) y tenían una vida tranquila, hasta que llega una empresa de construcción y anuncia la llegada de una nueva autopista a esa parte de la ciudad, por lo cual todo el barrio debe mudarse. 

Los tres protagonistas, Alex, Munch y Tuck, son mejores amigos pero esta nueva autopista los va a separar. La película empieza con Tuck haciendo un vídeo sobre sus amigos y él y sobre lo tristes que están por tener que separarse. Pero todo cambia cuando los teléfonos empiezan a volverse locos y mostrar imagines raras, y es ahí cuando nuestra historia comienza…
Nuestros tres amigos emprenden un viaje que es grabado en todo momento por cámaras que llevan los chicos, a través del desierto para averiguar qué es lo que esta pasando y tal vez así, evitar mudarse. Lo que encuentran los deja completamente atónitos: un pequeño y súper lindo alíen (No, no es E.T. y este pequeño amiguito a mi gusto es mas lindo y mas robótico. No, tampoco es WALL-E). Seguro ya saben qué es lo que pasa a continuación. Los chicos deben ayudar a Echo (así fue bautizado por Alex) a reparar su nave para poder ir a su casa/planeta, las piezas faltantes están distribuidas por todo el desierto y descubren que la empresa de construcción y la autopista no son lo que parece, algo se oculta debajo del barrio de los chicos. Estas personas están buscando a Echo y que al parecer no quieren ayudarlo.

Hasta acá nada que no hayamos visto antes en E.T., Súper 8, Los Exploradores y otras tantas películas, pero como cualquier película tiene un mensaje, y esta no se queda atrás. Es una gran película sobre la amistad, la aceptación y el seguir luchando por lo que uno cree que es correcto (aunque eso haga que le mientas a tus padres y destruyas parte de la ciudad en donde vivís).




Los protagonistas comenzaron siendo simple adolescentes negados a separarse, pero durante toda la historia los vemos crecer, madurar, tener miedo, querer rendirse, pero por sobre todo luchar por lo que creen correcto aunque eso signifique que a pesar de todo tengan que seguir su camino en otras ciudades. Pero lo bueno de tener un amigo en otra galaxia, es que los hizo entender que las distancias son simplemente un estado de ánimo y que pueden vencerse.



Así que más allá de ser una historia mas de ciencia ficción y aventura familiar, yo la recomiendo, me pareció hermosa, divertida y muy entretenida. 


0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Tus comentarios son importantes para el blog!
No te vayas sin dejar tu huellita :)